Prensa     

  Revista NOTICIAS – Enero 2010

 

Ricos, poderosos y hedonistas
Para estar en forma por las noches, en Punta del Este, los varones famosos dedican el día a correr, hacer gym, tomar sol y meditar. Rutinas del nuevo culto al cuerpo.

La búsqueda del placer y de la satisfacción de los deseos como objetivo primordial en la vida fue la definición de hedonismo a la que llegaron los antiguos filósofos griegos. En Punta del Este, una generación de hombres famosos, codiciados y poderosos parece haber tomado la posta de aquellos pensadores y se entregan, desde la imagen y las costumbres, a una estadía dedicada al cuerpo y al ocio. Lo curioso es que sean los hombres, machos alfa en su mayoría, quienes busquen una sensualidad más saludable y armónica que la que ofrecen las mujeres que visitan el Este. Estas sólo parecen dispuestas a lograrla a través del bisturí.
 

Detallistas cultores del cuerpo como Nicolás Repetto; amantes del deporte casual como Marcelo Tinelli y el periodista Germán Paoloski; laboriosos practicantes del yoga, como el empresario gastronómico Federico Ribero o el RR.PP. Wally Diamante, o playboys extasiados con las rutinas de masajes al aire libre como Cristiano Rattazzi. Los famosos se muestran seductores y sudados para que todos los miren, pero principalmente, para su propia satisfacción personal.

Solteros codiciados. Marcelo Tinelli, como todos los años, dedica los días a organizar partidos de fútbol con amigos –celebrities de la estirpe de Nacho Viale o el mismo Repetto– en su chacra de verano en La Boyita. Sus rutinas de running y deportes, a cargo de su personal trainer Pablo Benadiba, se vieron demoradas por una lesión en el hombro que lo tenía a mal traer. Pero de noche, puede escaparse a Tequila, el boliche exclusivo ubicado en La Barra. El conductor de “ShowMatch” estrena soltería en Punta del Este y sabe percibir como nadie la mirada ajena. Pasa largas horas tomando sol en sus reposeras, con sus inseparables gafas Ray Ban y un bronceador que protege su piel tatuada. Y hay quienes dicen que el rey de la televisión argentina mantiene su rostro joven con sesiones de Thermage, un tratamiento de láser no quirúrgico contra las arrugas.

El empresario italiano Cristiano Rattazzi, mandamás de la automotriz Fiat, es, tal vez, el único playboy que podría competir por el trono del soltero más codiciado con Tinelli. Bon vivant como pocos, es un invitado leal y puntual a todo evento social, ágape o inauguración que plantee la agenda de Punta del Este. De día, en cambio, Rattazzi se relaja. NOTICIAS lo descubrió en la terraza de su casa, en la zona de Manantiales, en plena sesión de masajes descontracturantes a manos de Marcelo Giansetto, profesional en boga en la costa uruguaya, quien también trabaja con los empresarios Alejandro Roemmers y Sebastián Darcyl. Dicen que en su mansión, el empresario se instaló una máquina PowerPlate de última generación, para realizar programas de entrenamiento a base de modernos sistemas de vibraciones. Sol y relax parecen ser los secretos del playboy italiano para irrumpir en la noche esteña.

Running club. Todas las mañanas, de 9 a 11, el mánager de modelos Pancho Dotto sale a correr con las chicas que se alojan en su casa-escuela por la ruta 10, camino a José Ignacio. La rutina es casi un evento social estilo “happening”, como toda actividad de Dotto, que hasta se permite eventualmente firmar un autógrafo en su recorrida al aire libre.
 


Junto a Cristiano Rattazzi


 

El periodista Germán Paoloski, conductor de “Telefe Noticias” y novio de la actriz Sabrina Garciarena, es otro miembro del club de la transpiración al sol. Elige, en cambio, los atardeceres para tomar la ruta con amigos en un modernísimo atuendo Nike negro, que hace girar las cabezas de varias jóvenes que lo ven pasar.
Federico Bonomi, dueño de la marca de ropa Kosiuko, es otro asiduo practicante del running diario. Su rutina, tal vez como su estilo de diseño, es más ecléctica: intercala piques con largas caminatas con su mujer y opta por horarios y terrenos diferentes, sea ruta, calle o hasta camino de tierra.

También Diego Torres, este año de vacaciones en el Este, sale a correr todas las mañanas, con anteojos negros, el pecho descubierto y la compañía de su novia, Débora Bello o algún amigo.

Pero, sin dudas, el máximo exponente de los corredores esteños es Nicolás Repetto. Mientras prepara su vuelta a la televisión argentina, el conductor tiene tiempo ocioso para cultivar un físico envidiable. Repetto aprovecha a mostrarlo en toda oportunidad. Su pecho fornido y con color de verano capta miradas cuando el creador de “Fax” y “Sábado Bus” hace footing o intenta mostrarse virtuoso con la pelota de fútbol. La estética de Repetto sorprende tanto que es motivo de charlas coloquiales en los eventos. Las historias llegan hasta la mitología. Se dice que en una de sus sesiones de running, el marido de Florencia Raggi, siempre caballero, ayudó a tres damiselas en problemas, cuyo auto se había atascado en la arena, demasiado cerca del mar. Casi un hedonista consagrado.

El dueño de la agencia de modelos Life Models, Sebastián Darcyl, también es una fanático del cuidado del cuerpo. Su personal trainer, Adrián Solari, le arma rutinas para cada temporada, que complementa con entrenamiento en modernas máquinas. “En Buenos Aires trabajamos fuerte para estar entrenados y ahora que estoy en Punta, hacemos sólo mantenimiento para no perder estado”, cuenta Darcyl. Además de correr todas las mañanas por la playa y hacer ejercicios con pesas, juega al golf y hace prácticas específicas para tener un buen “drive”. “Disfruto mucho del ejercicio porque me da energía y me encanta verme bien”, dice, digno exponente hedonista, que hasta tiene sus objetos fetiche: una mesa canadiense para masajes que se trajo especialmente de San Francisco y un recipiente de Skin Caviar Luxe Cream, de La Prairie, como única pócima autorizada para cuidar su piel.

Vida zen. El hedonismo excede el cuerpo y llega hasta el alma. Más de un curioso se sorprendió al ver al empresario gastronómico Federico Ribero hacer posturas de yoga y enseñarles el arte a sus hijos, en una tarde de playa que compartió con su amigo Tinelli. No es el único adepto a las filosofías orientales. El RR.PP. Wally Diamante, dueño de la agenda esteña, practica Ashtanga, un método que consiste en una secuencia de posturas unidas entre sí por movimientos de transición, acompañados por una respiración específica, con una frecuencia de dos veces a la semana.

“Me conecto conmigo cuando hago deportes o yoga, y es bueno para gente como nosotros que no estamos de vacaciones y tenemos una vorágine de laburo importante. Es ideal estar en sintonía con el cuerpo: relaja y te pone de buen humor”, explica Diamante. Una caricia para el alma.

El RR. PP. combina la relajación oriental con el running o sesiones en el gym You Fitness Area, en La Barra Sport Spa. Allí comparte rutinas con el representante de modelos Ricardo Piñeiro –que acopla dos horas de musculación con una alimentación saludable– y con el empresario de medios Daniel Hadad, quien trajo a su propia personal trainer argentina para que lo acompañe en el verano.
“La fijación de los hombres es no tener nada de panza y un buen estado físico general”. dice Guillermo de la Llana, personal trainer del gym You.

Los fríos números de las estadísticas, en Punta del Este, confirman la tendencia: los varones superan con creces a las socias. Apenas una mujer por cada tres hombres contrata un servicio de masajes. Y más de la mitad de los usuarios masculinos del gimnasio complementan su rutina con el sauna.
Ricos y poderosos recurren a la asistencia de personal trainers reconocidos como Pablo Benadiba, o Daniel Tangona coach del lujoso hotel Conrad. Aunque cada vez son más las celebridades que buscan asistentes low-profile. La imagen del hedonista nunca debe ser opacada.

Los hombres famosos en el Este hacen cultura del cuerpo, la imagen y la armonía. Son tan poderosos como naturales. Y eso es toda una filosofía.
 



(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)

 Cerrar esta ventana y continuar selección